Compartir:

Es muy común escuchar a gatas maullar de forma escandalosa mientras dan vueltas en el suelo o ver  a gatos desesperados por acercarse a ellas. Esta es la etapa de celo, una etapa muy interesante y que te explicaremos en el siguiente artículo. La edad en la que los gatos alcanzan la pubertad es muy temprana (6 meses) y en muchos gatos esta etapa llega mucho antes, si es que los felinos viven en una región de mucho sol. Es más, las gatas que nacen en primavera tienen una gran probabilidad de ser menos precoces que las que nacen en verano – las condiciones meteorológicas pueden jugar un papel muy importante en el celo de los gatos-.

En el caso de los gatos de raza mixta cuyos dueños no deseen que se reproduzcan, se recomienda hacerlos esterilizar a la brevedad, siempre siguiendo los consejos de un veterinario. Una de las razones por las que gatos silvestres o domésticos se contagian de enfermedades o de infecciones, son las peleas a las que se ven expuestos al ir detrás de gatas en celo. Muchos felinos resultan gravemente heridos al ser atacados por otros gatos que están detrás de la misma hembra en celo. En el caso de las hembras, es recomendable también esterilizarlas lo más pronto posible; es más, existen estudios que demuestran que una rápida esterilización ayuda a evitar el desarrollo de tumores de mama. Mucha gente cree que las gatas deberían tener al menos una camada antes de ser esterilizadas y, aunque cueste creer, a muchos no les importa el destino de las crías. Esta creencia no tiene fundamento científico y a pesar de que la experiencia de la maternidad en una gata puede ser hermosa, no existe un fundamento científico que la avale.

Las gatas pueden quedar preñadas por primera vez a partir del 5to mes de edad, aunque es recomendable esperar hasta los 8 o 9 meses. El celo puede durar en 4 y 8 días, y viene seguido de un periodo de descanso de 8 a 10 días. Este ciclo suele repetirse de primavera a hasta otoño, mientras no ocurra una gestación. El proceso de ovulación en las gatas es toda una particularidad biológica ya que el factor crucial es la cópula, que tiene que repetirse varias veces para lograr una fecundación. Es por eso que en muchos casos, las crías de una misma camada pueden ser de diferentes machos.

La gestación puede durar entre 58 y 71 días. En esta etapa es común que la gata busque un pequeño refugio o guarida como un clóset, una caja o su propia cama; un lugar en el que se sienta lo suficientemente segura como para alistarse a tener a sus bebés. Al momento del parto, la gata corta por sí sola el cordón umbilical y digiere la placenta que envuelve a cada uno de sus gatitos. La placenta es un alimento lleno de proteínas, por lo que es común que no consuma su alimento regular por un par de días. Por otro lado, los gatitos sabrán encontrar los pezones de su mamá para alimentarse. Recuerda que el amamantamiento no impedirá que tu gata tenga otro celo, por lo que si deseas una sola camada, es crucial que planifiques a tiempo con tu veterinario la prona esterilización de tu gatita.

Compartir:
Deja tu comentario