Compartir:

La duración de la etapa de gestación en una gata es de aproximadamente 66 días y las camadas suelen componerse de 3 a 5 gato, de 100 g. cada uno. Naturalmente; la cantidad, peso y tamaño de las camadas están sujetos a la raza y a diversos factores. Desde el comienzo de la etapa de gestación, la gata engorda de manera progresiva. Los 40 primeros días son vitales, ya que en este lapso la gata acumula reservas que serán movilizadas al final de la gestación y durante la lactación.

Durante los últimos 26 días, la gata aumentará de peso de manera notoria; esto debido al crecimiento intrauterino de los cachorros. Debido a esto, es normal que el apetito de la gata y la cantidad de comida que consume sea mucho mayor a lo normal. Es vital que desde el comienzo de la gestación, la gata consuma alimentos ricos en grasas, para mejorar la tasa de supervivencia de los gatitos al nacer. Además, es vital que se le preste especial atención a la concentración de taurina en el alimento, cuyo valor mínimo debe ser de 0,1% en alimentos secos y de 0,20% en alimentos húmedos.  Desde el punto de vista cuantitativo, es recomendable aumentar la ración de la comida en un 10% semanalmente durante las 8 primeras semanas. Sin embargo, la gata no debe engordar y es imperativo que se le preste atención a su peso, ya que esto podría ocasionar complicaciones en el parto.

El periodo de lactación es igual de importante. En esta etapa, las gatas suelen producir una cantidad de leche que puede llegar a equivaler 1,5 o 2 veces su propio peso. La leche de la hata es particularmente rica en grasas y proteínas a diferencia de otras leches. Por esta misma razón, es comprensible que el gasto energético de las gatas sea mucho mayor en la etapa de lactación que en la etapa de gestación. Tengamos en cuenta entonces, que a pesar de que la alimentación recibida por la gata haya sido rica en grasas, proteínas y minerales; el desgaste de su cuerpo siempre va a superar cualquier buen régimen alimenticio. El sobrepeso antes mencionado, basado en reservas de grasas y que suele ser de 20 kg aproximadamente, suele movilizarse durante la lactación. Luego del parto, es recomendable que la gata tenga libre acceso a la alimentación; es decir, que le demos la capacidad de autoalimentación en comida rica en lípidos. Es en esta etapa en la que el alimento para gatitos va a ser adecuado.

Recuerda que en Gatuario tenemos personal altamente capacitado para poder resolver cualquier duda que tengas en relación a este tema y a otros. ¡Te esperamos!

Compartir:
Deja tu comentario