Compartir:

En la actualidad, la obesidad afecta a aproximadamente 40% de los gatos. Esta cifra continúa en aumento y está directamente relacionada con la mala alimentación y el sedentarismo. Una forma de saber si tu gato tiene sobrepeso, es tratar de diferenciar las costillas de tu gato al acariciarle el lomo. Inténtalo, tu gato podrá tener sobrepeso y tú no lo sabías.

LEE TAMBIÉN: EL ACICALAMIENTO DE LOS GATOS

El sobrepeso se puede presentar por diferentes razones. Dietas con alto consumo de calorías y falta de actividad física para neutralizarlas son las más comunes. Mucha gente continúa dándole un mismo tipo de alimento a sus gatos aunque ya no tengan la misma vitalidad y energía para quemar calorías con el transcurso de los años. Existen también problemas hormonales como el hipotiroidismo, efectos de la castración u estrés; que muchas veces desencadenan un aumento de peso en nuestros felinos.

Algo que tenemos que tener en claro siempre es que la obesidad es mucho más que un problema netamente estético. El sobrepeso suele desencadenar distintos problemas de salud, además de afectar la personalidad de tu gato. Trastornos de locomoción como artrosis o hernias discales, dificultades respiratorias o afecciones digestivas como necrosis hepáticas o estreñimiento que pueden predisponerlo a sufrir de diabetes, trastornos cutáneos o problemas visuales, además de un mayor riesgo en operaciones quirúrgicas; son solo algunos de los problemas que podría enfrentar tu gatito si no cuidamos su alimentación de manera correcta y no lo llevamos a sus chequeos de manera periódica.

Aunque tu gatito no tenga problemas de obesidad, siempre debes estar pendiente de su alimentación y su estado de ánimo. Si alimentamos a nuestros gatos de forma correcta desde cachorros, tendremos menos problemas al tratar de realizar algún cambio de comida que lo va a beneficiar. Evita darle más comida de la ración que le corresponde. Recordemos que es mucho más fácil ganar peso que perderlo.

TE PUEDE INTERESAR: SEÑALES DE VEJEZ EN GATOS

 
 
Compartir:
Deja tu comentario