Compartir:

Es completamente común ver a nuestros gatos estornudar. Sin embargo, mucha gente se preocupa cuando ve a su felino haciéndolo seguido. Recordemos que el estornudo es un mecanismo de defensa que actúa eliminando sustancias peligrosas e irritantes depositadas en la tráquea y los bronquios. Además, gatos son animales que tienen muy bien desarrollado el mecanismo de la tos: tanto la laringe como la tráquea son extremadamente sensibles a la presencia de agentes extraños. Sin embargo, un gato con tos seca y sin expectoración; puede experimentar serios problemas como aumento de irritación en las vías aéreas, debilidad y agotamiento. La pregunta que muchos se hacen es “¿Por qué mi gato estornuda tanto?”. Las causas generales de la tos se pueden dividir en 3 partes:

LEE TAMBIÉN: OBESIDAD EN GATOS

  • Vías aéreas superiores: La tos es seca, sin expectoración y el gato no muestra señales de estar cansado o débil.
  •  
  • Vías aéreas inferiores: El gato se ve enfermo, tiene dificultades para respirar y deshidratación. Puede presentarse fiebre y la tos no suele ser tan intensa a diferencia del tipo anterior.
  •  
  • Cardiovasculares: Puede deberse a una insuficiencia cardíaca, trombosis pulmonar o edema. Se puede presentar malestar, dificultad respiratoria, sin fiebre y falta de ganas para realizar actividades físicas.
  •  

El tratamiento que deberá llevar tu gato dependerá de la causa por la cual se presentan los estornudos. Si es infección, es muy probable que le receten antibióticos por algunos días. En caso se trate de un problema cardíaco, se le tratará con vasodilatadores, cardiotónicos o broncodilatadores. Existen gatos con tos crónica en los que a tos no se irá a pesar del tratamiento. En estos casos es recomendable tratar con baños de vapor o paños tibios sobre el pecho, además del tratamiento que tu gatito esté llevando. Recuerda que los chequeos de tu gato son sumamente importantes y te permitirán darle solución a esta y muchos otros problemas que podrían presentarse. ¡Prevenir es crucial!

TE PUEDE INTERESAR: EL ACICALAMIENTO DE LOS GATOS

 
Compartir:
Deja tu comentario