Compartir:

Definitivamente, los gatos no son grandes amantes del agua. Hay gatos que no tienen problemas en ser bañados, pero la mayoría no soporta el contacto con agua. Es sumamente importante saber si tu gato está bien hidratado y en este artículo te detallaremos algunos de los síntomas en caso de deshidratación.

La deshidratación es un problema muy serio y puede llegar a ser muy peligroso en los gatos. En el caso de los gatos adultos, el agua representa el 60% de su pero corporal; mientras que en los cachorros puede llegar a representar entre 75% y 85%; es por eso que del agua depende el correcto funcionamiento del organismo de un felino.

LEE TAMBIÉN: ¿POR QUÉ MI GATO ESTORNUDA TANTO?

¿Qué es la deshidratación?

La deshidratación es la alteración por falta de agua y sales minerales en el plasma sanguíneo de un organismo animal. Si esta alteración presenta grandes niveles, puede causar graves problemas de salud en incluso ocasionar la muerte del felino por falta de líquido en su cuerpo.

¿Cuáles son las causas de la deshidratación en gatos?

A diferencia de los gatos domésticos, los gatos en estado salvaje suelen ingerir la mayor parte del agua que sus cuerpos necesitan debido a las pequeñas presas que cazan a diario como ratones o aves. En el casi de los gatos domésticos, su nivel de hidratación depende exclusivamente de la cantidad de agua que sus dueños le dan. Para saber si tu gato está deshidratado, tienes que tener en cuenta las posibles causas de deshidratación:

  • Vómitos
  • Diarreas
  • Insuficiencia renal crónica
  • Diabetes
  • Pérdida de sandre
  • Fiebres
  • Golpes de calor
  • Falta de suministro de agua
  •  

¿Cuáles son los síntomas de gatos deshidratados?

- Encías secas o pegajosas: Las encías de un gato sanos deberían estar húmedas. Si un gato comienza a deshidratarse, sus encías se comenzarán a volver pegajosas. A medida que el gato esté más deshidratado, estas se secaran en mayor medida.

- Ojos hundidos: un leve hundimiento en los ojos de nuestros gatos puede indicar el comienzo de un proceso de deshidratación.

- Elasticidad de la piel: Cuando el organismo del gato no está suficientemente hidratado, su piel pierde elasticidad.

Si en algún momento comienzas a ver estos síntomas en tu bebé, acude a un veterinario de inmediato. Recuerda que en Gatuario tenemos profesionales altamente capacitados para tratar todo tipo de dolencia en tu gatito. ¡Te esperamos!

TE PUEDE INTERESAR: OBESIDAD EN GATOS

 
 
Compartir:
Deja tu comentario