Compartir:

Una alergia alimentaria es la intolerancia del organismo de un gato a una sustancia reconocida como extraña, pero que un gato con buen estado de salud consume de manera usual. El sistema inmunitario del felino no logra reconocer y procesar alimentos o sustancias, ocasionando una reacción de rechazo que muchas veces afecta al gato de manera grave. La mayor parte de los casos en los que se presentan alergias, son por reacciones ante las proteínas. Las alergias alimentarias se suelen manifestar en hormigueos o picazón de gran intensidad en zonas como la cabeza, las orejas, el cuello y los miembros anteriores. También es común que se presenten síntomas digestivos como vómitos, diarreas y dolores abdominales.

Las alergias en felinos no suelen ser comunes. Es más, solo representan el 1% de las causas de enfermedades cutáneas. Es importante que no confundamos las alergias con afecciones de otro tipo, tales como las intolerancias alimentarias. En este segundo caso, no interviene el sistema inmunitario. Algunos de estos casos podrían ser la intolerancia a la leche o fermentaciones excesivas en el intestino grueso. Las alergias suelen, a diferencia de este tipo de afecciones, suelen tener un diagnóstico difícil de establecer.

Es primordial tratar de asociar la aparición de los síntomas con el consumo de algún tipo de alimento o sustancia específica que hayan consumido nuestros gatos. Al igual que en los humanos, se debe someter al gato a un “régimen de exclusión”, en el que basamos su dieta en un número restringido de ingredientes que no figuran en la dieta habitual. Este nuevo tipo de régimen alimenticio suele incluir carne de cordero y de caballo, ya que estos alimentos no suelen estar presentes en la alimentación habitual. Una vez que los síntomas de la alergia desaparecen –es muy común que el proceso demore semanas o meses- se vuelve a exponer al gato a su dieta habitual. Si los síntomas vuelven a aparecer en menos de una semana, se podría confirmar la alergia alimenticia.

Es sumamente importante que una vez establecida la sustancia que ocasiona la alergia en nuestros gatos, se busque y encuentre una comida hipoalergénica que vaya de acuerdo a sus necesidades. Existen cientos de marcas y de tipos de comida que van acorde a las necesidades específicas de cada uno de nuestros gatos. No olvides que en Gatuario tenemos a personal altamente capacitado para ayudarte en el caso de que tu gato presente una alergia y que tenemos un amplio catálogo de comidas acorde a las necesidades de tu bebé.

Compartir:
Deja tu comentario