Compartir:

Siempre tratamos de darle lo mejores a nuestros compañeros felinos, pero ¿sabemos realmente qué es lo que consumen nuestros gatos? Muchas veces compramos una comida pero no conocemos qué es lo que contiene o por qué es la comida adecuada. Como dueños y amantes de los gatos, no solo debemos darles cariño o jugar con ellos, sino debemos conocer a fondo cada uno de los tipos de comida que puede recibir un gato y cuál es el mejor para nuestro compañero.

Algo que debemos tener presente en todo momento es que los gatos son carnívoros estrictos por naturaleza. ¿Qué significa esto? Que el cuerpo de nuestros felinos no está preparado para tener una dieta a base de cereales, sino solo de carne. Este factor es clave para saber elegir el alimento de nuestros bebés. Una vez que hayas comprendido esto en su totalidad, se te hará más fácil entender el comportamiento de tu gato. Por ejemplo, un gato silvestre, si bien tiene que buscar alimento por sí mismo; puede llegar a alimentarse entre 4 y 6 veces al día. Mientras que nuestros gatos domésticos están siempre supeditados al horario que nosotros les hayamos impuesto.

El tipo de comida más conocida es el Pienso. Las bolitas marrones o de colores son la comida predilecta por los dueños a la hora de alimentar a su gato. Si bien existen muchas marcas que tienen la composición ideal para el organismo de un gato, la mayor parte de piensos están compuestos por cereales como el maíz, el trigo o el arroz. Este tipo de comida es el que se encuentra fácilmente en supermercados, a precios relativamente bajos y pueden llegar a ser perjudiciales para la salud de tu felino. La mayoría de piensos son procesados a altas temperaturas para poder darles la forma que tienen. Este mismo proceso a temperaturas altas puede llegar a eliminar los nutrientes de los insumos utilizados en su fabricación.

Otro tipo de alimento son las comidas húmedas. Como su mismo nombre lo dice, las comidas húmedas tienen mayor cantidad de agua en sí, haciéndolas una mejor alternativa para alimentar a tu mejor amigo. Sin embargo, hay que tener en cuenta que muchos de estos alimentos son complementarios. Es decir, a pesar de que la comida húmeda tenga un alto valor nutricional, no puede ser la única fuente de alimento para tu felino. Lo ideal es mezclar pienso con una comida húmeda para tratar de encontrar un balance en la alimentación.

Finalmente, otra opción de alimentación para tu felino es la dieta BARF (Biologically Aproved Raw Food) o comida cruda biológicamente aprobada. Como su nombre lo indica, es comida cruda especialmente escogida para brindarle al gato todos los nutrientes necesarios para una alimentación balanceada y sana. Sin embargo, se pueden encontrar diversos tipos de dietas BARF en internet, abriendo la posibilidad de confusión. Lo recomendable es que consultes a tu veterinario sobre los diversos tipos de alimentos y cuáles son los adecuados de acuerdo a la edad, peso y estado de tu felino

 

 

 

Compartir:
Deja tu comentario